Aníbal Hernández Medina

Edad: 38
Lugar de nacimiento: dominicano nacido en Budapest, Hungría.


“Una obra debe tener varios niveles  de lectura” 

Egresado de las aulas de educación artística de la UASD y de Chavón, es uno de los finalistas más veteranos en esta tercera edición del Premio Diario Libre de Arte Contemporáneo. Se asume en continua formación, describiendo su lenguaje visual en los siguientes términos: “entiendo que lo estoy desarrollando, tengo motivos e intereses que se repiten en mi trabajo, pero sigue siendo un proceso abierto.”

Hernández Medina forma parte de los artistas jóvenes dominicanos que han encontrado en el dibujo, en la gráfica, la vía de expresión preferida. No son mayoría, pero son de indudable calidad. 

—¿Te sientes parte de algún estilo o movimiento artístico?

No realmente, más allá de mi interés y práctica de la gráfica no me inscribo en ningún movimiento o estilo definido. 

—¿El arte debe impactar de inmediato o debe ser más de observación reposada?

Independientemente de que se busque el impacto inmediato, la obra debe tener diferentes niveles de lectura que el espectador irá encontrando con cada visita.

—La belleza en el arte ¿la puedes definir?

La obra debe tener una estética que invite al espectador a adentrarse a ella, que lo atraiga y motive a asumirla, pero eso no necesariamente se debe definir como belleza. Al final es opcional, el artista decide cuál es su concepto de belleza y cómo se lo presenta al público.

—¿Dónde está el valor de una obra de arte?

Hay diferentes variables que determinan su valor: la trayectoria y calidad del artista, la reacción del público a la obra, las cualidades propias de la pieza (técnica, tamaño, calidad de ejecución, etc.) y otros más; es decir, interactúan diferentes factores propios tanto del creador, de lo creado y del contexto en que se realiza.


NA

Premio Diario Libre Arte Contemporáneo
Top