Bryan Hutchinson

Bryan Hutchinson es uno de los más jóvenes participantes en esta primera edición del Premio Diario Libre de Arte Contemporáneo.

Confiesa una fascinación por Pablo Picasso con el que incluso se retrata en un diálogo/complicidad en que ambos artistas se dibujan el uno al otro. Dice que Picasso transformó su idea sobre el arte y por eso es tan recurrente en su trabajo sobre temas basados en la obra picassiana.

Con menos de 10 años ya era finalista en concursos infantiles de pintura y guarda con orgullo una fotografía en la que la entonces vicepresidenta Margarita Cedeño le entregaba su galardón, él a sus diez años. Hoy, con 18 años de edad ya ha decidido que dedicará su vida al arte.

Sus dibujos son abigarrados pero limpios. No hay borrones, ni líneas repetidas. Algunos se muestran como una sola línea para toda la composición. Temas como "El Guernica en Nueva York" reúne los elementos de la obra maestra del pintor español con los símbolos más conocidos de la Gran Manzana. Es otro Guernica, enriquecido con la ciudad icónica mundial desde la mirada de un joven dominicano que tiene un profundo mundo interior.

Su vida transcurre básicamente en su habitación-estudio, la vida social que acostumbran los artistas y aspirantes a artistas no le interesa mucho. Su vida es un viaje hacia sí mismo. El arte a través de Internet o revistas es su hábitat natural. Vivir en el mundo Picasso es intenso y así es la vida de Bryan y su arte.

El premio Diario Libre de Arte Contemporáneo es una ventana que el joven vio abrirse para dar a conocer una obra incipiente y dedicada, unos dibujos a veces extraños y enigmáticos, otras claros y directos.

Es una visión del mundo muy particular que el joven deja salir sólo a través de trazos y colores que son ya una parte intrínseca de sí mismo.


Texto : Fernando Casanova Video y fotos: Marvin del Cid