Carolina Concepción

“El arte contemporáneo es la única libertad que se nos ha dado y que hemos conseguido como seres humanos de pensar, de gritar, de expresarnos y de ser”.

Su planteamiento se sustenta en que todo el mundo ha tenido algo ya predicho y preaprendido sobre esto: “Normalmente uno se basa en un patrón sobre qué es arte, pero cuando uno observa una obra que al final le transmite algo, creo que no importan las definiciones. El arte siempre está en evolución y en desarrollo, lo que uno cree que es arte hoy, mañana será nada”.

Para Carolina, la primera de su familia en inclinarse hacia esta profesión, la internacionalización del arte contemporáneo dominicano va por buen camino porque hay una gran cantidad de artistas dominicanos con capacidad y con diferentes conceptos: “Aunque seamos un país pobre, hemos estado a la vanguardia, siempre hemos estado estudiando, investigando, y siempre hemos seguido el paso”. De hecho, entiende que el arte contemporáneo dominicano ya está internacionalizado: “Creo que nuestros artistas contemporáneos han llegado a tal capacidad de talento y capacidad intelectual, que hemos logrado grandes cambios.”

Los libros, de literatura y arte que hoy ocupan un espacio en su pequeño taller, han quedado relegados pues invierte todo su tiempo en trabajar lo que para ella vale la felicidad “ Si le preguntas a un artista cuánto vale su trabajo, no te va a decir precio al menos que no sea artista. El artista que te dice un precio no es artista”. ¿El futuro?: “Ser artista es un largo camino que nunca acaba. Uno nunca termina de aprender, de estudiar. Ahora siento que sí, que es lo único que voy a hacer con mi vida… creo que cada día el arte me da un motivo para levantarme”.


Texto: Mitri Jiménez Fotos: Bayoán Freites y M.Del Cid Video : Misael Rincón