Indhira Hernández

En sus años escolares en un centro religioso Indhira Hernández encontró la corriente que la arrastró hacia las artes plásticas. Como parte de una de las opciones de formación técnico profesional del centro educativo, figuraba un curso de dibujo. El deseo de perfeccionamiento en esta nueva aventura le llevó a la Escuela Nacional de Bellas Artes, donde pulió su estilo.

"Mi estilo es bien expresivo, bien gestual", cuenta Hernández de 27 años de edad, rodeada de varias de sus creaciones acomodadas en la marquesina de su casa, donde también funciona su taller de pintura.

En los trabajos de Hernández, quien cursa una licenciatura en Artes Plásticas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, se puede apreciar una tonalidad de colores vivos y trazos enérgicos que conforman parte de su psicología artística.

“Son muchas cosas las que influyen para darle el valor específico a una obra”, opina. Hernández, finalista del concurso Premio Diario Libre Arte Contemporáneo, cree que cada pieza tiene un valor determinado que dependerá tanto de la apreciación del público como el posicionamiento del artista.

Tras sacar del interior de su casa uno de los cuadros, que mantiene guardados en un aposento, la artista explica que “la conexión con la pieza” es fundamental a la hora de apreciar una pintura o cualquier otra forma de expresión que implique un proceso previo de creación. Entiende que el arte contemporáneo debe englobar todas las expresiones y condiciones sociales actuales para reflejar el tiempo en que se desarrolla.

“Cuando trabajo me involucro completa, de cuerpo completo”, explica con pasión Indhira Hernández, quien planea dedicarse a tiempo completo al arte a medida que avancen sus proyectos personales.


Texto: Mitri Jiménez Fotos: Bayoán Freites y M.Del Cid Video : Misael Rincón