José Gutiérrez

En palabras de este maestro de Bellas Artes, en diferentes épocas se han tenido diferentes manifestaciones en las que se ha basado el arte contemporáneo. Sin embargo, entiende que este tiene que ver mucho con un proceso personal: "Hay gente que lo busca hasta de una manera terapéutica. El arte para mí nace del artista… en su búsqueda de cómo manifestar y expresar muchas cosas que lleva dentro de sí".

Ante el cuestionamiento de cómo se puede reconocer que una obra es arte, asegura que se trata de una línea muy delgada: "Habría que hablar de lo que es artesanía y qué cae sobre arte. Todo se basa en un hecho comercial. Por ejemplo, a nivel artesanal hay muchas copias, pero a nivel artístico un único. Entonces casi que identificarlo, depende dónde lo pongas a andar, dónde lo muestres, porque puede perfectamente quedarse en tu casa y no verlo nadie… pero es arte en la medida en que es expresivo".

José afirma que independientemente de la técnica o la rama que se escojas, este debe tener un proceso, una intención de que sea artístico, y de que sea expresivo. "La gente a veces no lo percibe, de hecho, es una de las problemáticas del arte conceptual también, que no llega de todas las maneras que debe llegar al público, porque sucede que hay obras que están dentro de un lenguaje muy específico, muy particular. Están hechos para un medio, para un público en particular, y no es entendido por la gente".

Para quien hasta hace poco tiempo decidió dedicarse exclusivamente al arte, la internacionalización del arte contemporáneo dominicano es una problemática pues no hay muchos incentivos, convocatorias, ni suficiente dinero para enseñarle a la gente las posibilidades que tiene: "Hay artistas que han viajado y han conseguido llevar su obra a muchos lugares. Es difícil en la medida en que no haya una plataforma, una estructura que realmente así lo permita, e impulse a estos artistas a llegar".

Gutiérrez afirma que el arte es bien curioso, al referirse a su valor, pues el artista no sabe qué valor ponerle porque depende de una valoración comercial y curatorial. Por experiencia propia asegura que un cuadro puede valer una ofrenda: "Creo mucho en Dios y para mí el valor es ese. No tiene valor monetario ni de ningún tipo… lo puedes hacer voluntariado porque te nace y te sientes bien aportando a la comunidad. Yo digo que por amor haces muchas cosas, hasta periodismo".


Texto: Carlos Reyes Fotos: Bayoán Freites y M.Del Cid Video : Misael Rincón